El arte y la educación artística jamás pueden ir por caminos separados.
EDUCACIÓN ARTÍSTICA PARA…
   Pensar y comprender el mundo a través del arte.
   Desarrollar el pensamiento crítico.
   Trabajar con metodologías y estrategias activas.
   Aprender a través de la experiencia y el trabajo colaborativo.
   Cuestionar, errar, jugar, sentir, disfrutar.

Nuestra forma de hacer en la educación artística no trata de “enseñar a ser artista”, ni mucho menos de reproducir obras de los grandes, sino de pensar y entender el mundo a través del arte y, por ende, de los artistas. Como decía Oscar Wilde, “La vida imita al arte mucho más que el arte imita la vida”, para comprender la vida y todo lo que la conforma, la historia, las ciencias, la política, la literatura… es necesario posicionarnos, pensar, observar y cambiar,una y otra vez, de perspectiva, escuchar, discutir, movernos o detenernos.

Leer más: Nuestro manifiesto